Lecciones sobre Nepotismo Ilustrado.

En la “democracia de lo inmediato” por lo menos tres alcaldes de Sinaloa decidieron darle trabajo a sus familiares, “resolviendo” sus vidas por tres años, poco les importó a esos alcaldes los méritos de los cuadros de sus partidos o la capacidad de servicio de otros, pervirtiendo aquel apotegma de Vicente Guerrero: “La patria es primero”, ah no, aquí, en la designación de puestos de gobierno municipal: La Familia es primero.

¿Que obliga a un alcalde a tirar a la basura su capital político por el simple hecho de nombrar parientes en cargos públicos? Cuándo un alcalde decide nombrar a familiares a cargos públicos ¿Qué ve el alcalde en esos familiares cómo para darles trabajo en su gobierno? ¿Les da lástima? ¿Los ve jodidos? ¿Tienen aptitudes para preservar y reproducirle el capital a su pariente el alcalde?

¿Por qué hay nepotismo en México? Muy sencillo: No existe ni estatura política, ni humildad en los cuadros políticos.  El mayor caso de nepotismo en el país fue el de José Lopez Portillo, un hombre culto pero cínico, fue Presidente de 1976 a 1982, quien dejó al país prácticamente en la bancarrota, devaluando la moneda y tomando decisiones arbitrarias que afectaron al país, cómo dijera Miguel de la Madrid, su sucesor, días antes de tomar el poder: “-Lo que me va a entregar es una mariposa atravesada por un alfiler. Un país lleno de odios y sin poder de negociación con el exterior”.

Pues bien, Lopez Portillo es el emblema del Nepotismo en México,  siendo Presidente nombró a su hijo Jose Ramón cómo Subsecretario de Estado, a quien llamó “el orgullo de mi nepotismo” también su hermana Alicia fue nombrada su asistente, su otra hermana, Margarita, fue designada Directora de Radio y Televisión, su esposa Carmen Romano se apoderó de la cultura, su primo Guillermo fue nombrado Director del Deporte;  además, con la mujer que se presumía tenía una relación extramarital resultó que fue encumbrada a ser Secretaria de Estado.

¿Es válido eso en nuestro país? ¡Claro que no! El funcionamiento de un gobierno no debe estar a disposición de familias, castas o tribus, por que el despliegue y funcionamiento del aparato gubernamental sólo se vería en los amigos y la familia del gobernante, las decisiones más difíciles las tomarían los familiares del alcalde no las personas formadas para ejercer la política.

En la cultura de nepotismo de nuestro país el ADN logró disfrazarse de confianza, es el ADN disfrazado de confianza el que domina las decisiones del poder no el oficio político o la capacidad, domina el “interés de sangre” vestido de una “supuesta confianza” cómo en la barbarie y no el interés colectivo. Un familiar del alcalde del pueblo a capricho puede afectar a cientos sino miles de familias de la ciudad y el que va a pagar los costos es el alcalde.

En mucho tienen que pensar los alcaldes que han llenado de parientes los ayuntamientos y el funcionamiento que están teniendo en menos de dos meses de instalados las administraciones municipales, sería bueno que hicieran un alto y reflexionaran en las palabras del expresidente Miguel de la Madrid refiriendose al “orgullo de su nepotismo” de José Lopez Portillo:

-“Volviendo a José Ramón, el llevará la carga de haber sido uno de los principales responsables del desprestigio de su padre”.

¿Que familiar será el responsable del desprestigio de su pariente alcalde?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s