¿Restauración del sistema?

Por Milton Rojo.

Volvió el PRI a los pinos, ¿Y? -lucerito dixit- ¿Hay animos en las calles? cómo cuando en el 2000, ¡No! no lo hay, lo que hay es desgano, la gente está a la expectativa.

Lo que se siente es un paulatino proceso de restauración de controles del viejo régimen hacia los estados, si, así es, el Ejecutivo Federal está armando el rompecabezas para contar con mayores mecanismos de control hacia los gobernadores.

¿Pero? la mayoría de los gobernadores son del PRI, este partido tiene 20 gobernadores y uno en alianza con el PVEM, El PRI, el partido del Presidente, en efecto. Esos 20 o 21 gobernadores que estuvieron presentes en la elección del 2012, unos cómo titulares de ejecutivos estatales y otros cómo candidatos, ¿entonces? ¿por qué controlarlos si lo ayudaron a llegar?

Muy sencillo, el sistema político, ahora en manos de sus artífices y quiere rescatar lo perdido en los 12 años de gobiernos panistas y el sexenio de Zedillo o, preveé el régimen  mayores aumentos del descontento social qué están armando un mayor control del aparato en tales o cuales áreas que actualmente los gobernadores tienen mayor control y quieren quitárselos.

Primero, la herramienta de control político: a través del Instituto Nacional de Elecciones, el INE se van a desarrollar las elecciones quitándoles el control a los estados, creando un control del desarrollo de las elecciones locales desde el centro. Segundo, la herramienta de control económico: las nuevas legislaciones sobre deudas publicas va a generar mayores niveles de austeridad en los gobiernos estatales, quitándoles niveles de gasto a los gobernadores. Tercero: el policial, el mando único.

Aparte, la reforma política, en el tema de la reelección va a frenar la movilidad política, manteniendo solamente a los cuadros políticos que la partidocracia quiera, obvio, con controles desde los comités ejecutivos nacionales.

En su libro el “Elogio de la Traición” Dennis Jeambar e Yves Rocautte, describen que el gran traidor es el que se niega a si mismo con tal de que sus sociedades prosperen, Peña Nieto no se está negando a si mismo, está reformando con criterios autoritarios, pero no se traiciona a si mismo, traiciona a los que lo ayudaron a llegar -en lo político, en lo económico está en veremos- ¿por qué? por que intenta maniatar a los gobernadores con legislaciones que les restan autoridad y se lo traspasan a él  o a la federación ¿Es esto democracia? ni lo que viene es democrático ni lo actual. El viejo régimen se está vigorizando, está agarrando vuelo.

Y cuando despertamos el ogro estaba ahí… pero ya no es filantrópico. He ahí el abismal problema.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s